-->

jueves, 17 de marzo de 2011

Lo que se aprende con el "EXCEL"....(Versión cuento)

....y no es broma!

Erase una vez, que se era, que habitaba un blanco y refulgente despacho (o habitáculo destinado a tal fin), concretamente en un pequeño rinconcito (eso si muy decorado con sus macetitas y todo) una "pequeña y gracil" curranta a la cual su jefe habia encargado el mantenimiento de una minúscula Hoja de Cálculo (el malvado EXCEL de los ....). Y digo minúsucla por que de algún modo habría que llamar a tamaño ente, que disponía para su goce y martirio de la "pequeña y gracil" curranta, de unas 80 columnas por 324 filas, a las que, si añadimos un tamaño de letra de 6, 'pos' ya podreis imaginar lo contento que estaba el oftamólogo de la interfecta en cuestión, y, ni que decir, el de la óptica de su barrio...

Pues bien, una de esas duras y penosas mañanas de ardua labor informática a las que estamos continuamente sometidos bajo el fulgor de las inmaculadas paredes que nos rodean; cuando ya no cabían más papeles con más filas apuntadas y más fórmulas re-hechas y re-calculadas encima de la mesa, y el ente  no cuadraba, oigalo bien, no cuadraba!, surgió un "apuesto caballero" currante que habitaba en las inmediaciones del habitáculo (vamos en la mesa "adosada") y comenzó a ayudar a la "pequeña y gracil" curranta en su penosa labor (no hacia punto, laboraba, que no es lo mismo).
Y este "apuesto caballero" currante, ebrio, por no decir borracho, de tanto numero, tanta fila, tanta columna, tantas horas realizadas, debidas, diferenciadas, planificadas?, etc...., decidió llevarse al ente (lease Hoja de Cálculo) a su casa para poder discernir a gusto (echar la siesta) y luego dedicar un poco de su tiempo a encontrar el punto débil del ente en cuestión.
Pero la "pequeña y gracil" curranta lanzó en ese momento una advertencia (lease addverrtencia) al  "apuesto caballero" currante:
   
        -NO OSE VUESA MERCED LLEVARSE ESTE HORRIBLE MONSTRUO A LA SUYA PARTIDA, HÁGAME, MEJOR, UN BIZCOCHUELO, QUE QUEDARÉ MUCHO MAS AGRADECIDA!
     
El "apuesto caballero" currante hizo caso omiso de la advertencia y discernió, calculó, recalculó, sumó, restó, dividió, repasó las tablas de multiplicar, los cosenos, las derivadas, las integrales, los logaritmos neperianos, las desviaciones, las medianas, las medias ponderadas y sin ponderar, y....al final, consiguió encontrar el fallo.
Al dia siguiente tras entregar a la "pequeña y gracil" curranta los resultados, esta, además, con todo el "morro" (es broma, es "canela" en rama) reclamó el bizcocho y este es el resultado que se encontró al día siguiente:

BUNDT de Chocolate y Naranja Confitada (pincha para ver la receta)
y este el resultado que se obtuvo una vez analizada la Hoja de Cálculo en cuestión, (acompañado por un magnífico té moruno que e-laboró la "pequeña y gracil" curranta y, del que también dimos buena cuenta)


 Para que veaís lo que se aprende con el "EXCEL".

1 comentario:

  1. ¿Y con el Power Point sabe hacer algo?
    Rèmy.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar aquí tu comentario.